jueves, enero 15, 2009

La Frustración Sexual Femenina y la Masculina


Imagínese esto: usted es una mujer heterosexual de 35 años de edad, casada con el mismo hombre por ocho años. Es un sábado en la noche, los niños están en la cama, y usted y su pareja están acariciándose fabulosamente. Pero su mente esta ausente. Preocupaciones del trabajo, horarios para el cuidado de sus hijos y facturas por pagar la distraen. Trata de dejar pasar estos pensamientos y disfrutar el momento. Siente su cuerpo respondiendo. Se empieza a sentir estimulada. OH…OH… casi… y… nada. No pasa nada. La experiencia es Buena y aprecia la intimidad con este hombre al que ha amado por tanto tiempo, ¿pero donde quedo la pasión? ¿Donde quedo el orgasmo?

¿Que tal si esta no es la primera vez que el deseo se ha convertido en estimulo, y excitación, y finalmente en decepción? ¿Que tal si no ha llegado al clímax hace unos días? ¿O semanas? O ¿que tal si nunca ha experimentado un orgasmo? Se comienza a preguntar por que no ha podido alcanzar este elusivo placer que parece tan simple alcanzar a todos los demás. Cual es su problema? Comienza a temer tener relaciones sexuales con su esposo por que teme que el orgasmo nunca llegara. Que debe una mujer hacer?

Como una mujer heterosexual casada, yo he experimentado dificultades sexuales como esta de vez en cuando. Y se de muchas mujeres heterosexual como yo luchan con su placer sexual. Estas mujeres o no desean actividades sexuales tan frecuentemente como lo deseaban antes, o no desean tener relaciones sexuales tan frecuentemente como sus parejas quisieran. O quizás tienen dificultades de excitación o para tener un orgasmo. Ellas no están solas.

La disfunción sexual femenina es un problema para muchas mujeres Americanas. Según la encuesta National Health and Social Life Survey (Estudio de Salud Nacional y Vida social) 1999, 43% de mujeres han tenido problemas en sus vidas sexuales al menos una vez. El numero de mujeres infelices con sus experiencias sexuales es probable que aumente conforme los 41 millones de mujeres de la era de los 40’s “baby boomer” llegan a la etapa de la menopausia. Aunque muchos doctores y trapistas están de acuerdo en que la sexualidad de la mujer es una cuestión importante, el desacuerdo abunda con respecto a en que consiste el problema, y si existe un problema, como resolverlo. Desafortunadamente, hay muy poca información positiva disponible al respecto.

Ambos la mente y el cuerpo esta involucrados en las experiencias sexuales. Cuando una mujer experimenta un orgasmo, los músculos suaves de el clítoris y la labia se relajan, permitiendo que la sangre fluya en el clítoris y la vagina. La vagina también se lubrica en el proceso. El proceso completo es ocasionado cuando las células de los nervios en el cerebro envían mensajes al área genital. El grado de intensidad es diferente para cada mujer y no existen requerimientos específicos para que un orgasmo ocurra. Pero muchas mujeres experimentan dificultad para tener un orgasmo porque el clítoris y la vagina no se logran llenar de sangre. Además, las cuestiones psicológicas que afectan el orgasmo de una mujer incluyen, abuso emocional, físico y sexual, trauma psicológico a una temprana edad, malas relaciones, abuso de substancias, depresión, ansiedad, y enfermedades psiquiatricas. Los factores emocionales incluyen sentirse inadecuada, tristeza, coraje, y sentimientos de fracaso. Medicamentos psicotrópicos también pueden inhibir un orgasmo.

¿Será un problema físico?
Según un articulo escrito por Nancy Phillips en la revista American Family Physician (Medico Familiar Americano), muchos médicos no están propiamente entrenados para tratar con dificultades sexuales y el tema en si los hace sentir incómodos. Margaret Nusbaum y Carol Hamilton citan en un articulo en esta revista que solo 35% de los médicos toman nota de las historia sexual de sus clientes con frecuencia. Muchos médicos no le preguntan a sus pacientes acerca de su historial sexual por que se sienten avergonzados, no se sienten preparados para preguntar semejantes preguntas, o no creen que el historial sexual de sus pacientes esta relacionado con sus quejas medicas actuales.

De los doctores que se sienten cómodos discutiendo dificultades sexuales, muchos se enfocan en los componentes físicos de las reacciones sexuales de la mujer para resolver el dilema. Los médicos están tratando de crear un mapa de la ruta de un orgasmo desde el cerebro hasta el clítoris. Investigadores también están desarrollando aparatos mecánicos para estimular los genitales femeninos. En Abril del 2000 la institución FDA aprobó el Eros-CTD (aparato terapéutico para el clítoris), el único aparato que ha sido autorizado para el tratamiento de la disfunción sexual femenina (FSD). El Eros es un aparato que funciona con baterías, de el tamaño de un ratón de computadora que funciona como una aspiradora para incrementar el fluir sanguíneo en el clítoris y promover lubricación vaginal. El aparato Eros esta disponible con prescripción medica solamente y cuesta $400.00. Según un articulo por Diane Martindale en la revista New Scientist (Nuevo Científico) !a las mujeres que han usado el aparato Eros les ha gustado tanto el producto que no querían regresarlos aparatos después del estudio!

Pero ninguno de estos estudios se compara con el tiempo y el dinero que se ha invertido en crear medicamentos vaso-activos para incrementar la libido femenina y mejorar el placer sexual de la mujer. Desde la introducción del Viagra para los hombres en 1998, nuestra sociedad se han sentido más cómodos discutiendo preocupaciones sexuales. El Viagra ayuda a los hombres ha alcanzar una erección por medio de la disminuir la distribución de oxido nítrico, el cual relaja los músculos suaves de el pene. Además esta mágica píldora azul ha comprobado ser un éxito financiero. Los doctores (y las compañías farmacéuticas) se han preguntado si tal posición podría ayudar a las mujeres a llegar al clímax, ya que el oxido nítrico también es encontrado en las partes genitales de las mujeres. Estudios tempranos sugirieron que el Viagra ayudo a mujeres con su problema de excitación al relajar los músculos suaves en el clítoris, resultando en un incremento de sensación genital, lubricación, y excitación. Pero los resultados han comprobado que el efecto no es más efectivo que el uso de un placebo. Después de ocho años de estudios en 3,000 participantes, en Febrero del año pasado los creadores del Viagra se dieron por vencidos al tratar de crear la “Viagra Femenino”.

La disfunción sexual como un desorden mental
Mientras tanto, psicólogos y psiquiatras continúan examinando otros factores contribuyentes a las dificultades sexuales. El Manual Diagnostico y Estadístico de Desordenes Mentales (Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders (DSM-IV-TR, 2000) es usado para diagnosticar problemas sexuales. Por medio del uso de categorias y criterios diagnósticos, los encargados de salud mental determinan si los síntomas de un cliente reúne los requisitos necesarios para diagnosticar y tratar desordenes mentales. Los desordenes mentales son incluidos en el DSM-IV-TR en el Axís I bajo la categoría de Desordenes de Identidad Sexual y de Genero (Sexual and Gender Identity Disorders). Con un enfoque en las causas psicológicas y no fisiológicas, esta categoría divide aun mas las disfunciones sexuales dentro de los desordenes de deseo, desordenes de excitación, desordenes de dolor, disfunciones debido a una condición medica general, disfunciones sexuales inducidas por consume de substancias, y disfunciones que no han sido especificadas.

Este sistema de clasificación trifásica, originalmente desarrollado por Masters y Johnson en 1966 y continuado por Kaplan en 1979, el cual describe las respuestas sexuales por medio de las etapas de excitación sexual al deseo y luego al orgasmo. El DSM-IV-TR contiene calificaciones para varias Disfunciones Sexuales Femeninas (DSF) en cualquier punto en el modelo trifásico. Según la Asociación Psicológica Americana (APA), las seis disfunciones mas comunes son: (a) Desorden de Deseo Sexual Hipo-activo (Hypoactive Sexual Desire Disorder), el cual ocurre con el libido reducido cuando el cliente no tiene deseo sexual, pero a ala vez no rechaza activamente a su pareja; (b) Desorden de Aversión Sexual (Sexual Aversion Disorder), el cual ocurre cuando el cliente rechaza todo contacto genital sexual por medio de miedo o coraje; (c) Desorden Femenino de Excitación Sexual (Female Sexual Arousal Disorder), el cual incluye falta de lubricación y sensación genital; (d) Desorden Orgásmico Femenino (Female Orgasmic Disorder), cuando una mujer tiene dificultad al alcanzar un orgasmo por medio de penetración sexual o estimulación; (e) Dispareunia (Dyspareunia), un desorden asociado con dolor sexual en el cual penetración sexual causa dolor en la vulva, vagina o pelvis, y (f) Vaginismo (Vaginismus), es otro desorden sexual que causa dolor en el cual espasmos involuntarios de los músculos perineales previene penetración vaginal. Todas las clasificaciones son especificadas como de por vida o adquiridas, generalizadas o situacionales, y causadas por factores, psicológicos, biológicos o una combinación de factores. Las mujeres saludables pueden experimentar cualquiera de estos síntomas de vez en cuando; solo se convierte en disfunción cuando ocurre con frecuencia y casa estrés inter-personal. Los clientes frecuentemente no pertenecen a una categoría en particular o pertenecen a varias.

Limitaciones de las Clasificaciones del DSM
Al tratar los problemas sexuales femeninos como se tratan las disfunciones masculinas, el DSM-IV-TR asume que las mujeres siguen un patrón estricto de excitación y resolución al orgasmo. Pero muchas mujeres simplemente no funcionan de esta manera y la mayoría no separan el deseo de la excitación. Las tendencias sexuales femeninas son más fluidas y maleables, mientras que la excitación masculina es más automática. Varias causas de la Disfunción Sexual Femenina incluye problemas que son físicos (por ejemplo, la diabetes, obesidad, y otros enfermedades biológicas), problemas emocionales ( por ejemplo, estrés, depresión, culpabilidad, miedo de quedad embarazada), problemas socio-culturales, políticos, económicos (por ejemplo, falta de educación sexual, fatiga debido a obligaciones en la familia y el trabajo), y problemas relacionados con la relación de pareja (por ejemplo, diferencias de apetito sexual) Sin embargo, las clasificaciones del DSM acerca de la disfunción sexual femenina usan como medidas la excitación, lubricación vaginal, y el orgasmo como formas de predecir la disfunción sexual femenina. Estas técnicas se enfocan en causas biológicas, ignorando el aspecto emocional y la definición problemas sexuales femeninos.

En una encuesta de 1999-2000 ejecutada por John Bancroft y sus colegas, los investigadores le preguntaron a 987 mujeres acerca de sus problemas sexuales. Examinaron las posibles causas de estos problemas sexuales incluyendo estrés, fatiga, edad, problemas con sus relaciones, historial prejudicial sexual, experiencias traumáticas sexuales a temprana edad, y efectos físicos y hormonales. Ellos concluyeron que 24.4% de las mujeres reportaron desesperación en al menos un aspecto de su vida sexual. Salud mental, nivel de educación, estado general emocional, y la relación con su pareja predijeron de desesperación. Factores socioeconómicos, particularmente la reciente pérdida de salario, fue otro indicador de desesperación que contribuyo a problemas sexuales.

Mientras que los doctores asumen que pueden diagnosticar y tratar problemas sexuales sin prestar atención a las relaciones en las que estos problemas ocurren, muchas mujeres les importa mas la excitación subjetiva que excitación física, y las quejas de las mujeres frecuentemente se enfocan en las dificultades que no son incluidas en las clasificaciones del DSM. Por ejemplo, muchas mujeres tienen dificultades sexuales debido a la falta de intimidad o al miedo de perder o hacer enojar a su pareja. Para las mujeres, simplemente medicalizar el problema no resolverá nada.

Aun, las clasificaciones del DSM-IV pueden brindar alivio a algunas personas al provéeles mas reconocimiento y brindándoles una fundación en la cual las personas puedan comprenderlas. Las clasificaciones también proveen legitimidad a las condiciones, las cuales las hacen mas elegibles para cobertura medica. Todavía la categorización de la sexualidad en términos médicos también normaliza y estigmatiza a las personas con niveles de deseo y orgasmos “anormales”. Variaciones sexuales que se desvían de la norma son tratadas como enfermedades y etiquetadas como disfunciones. Interesantemente, en el actual DSM-IV-TR las disfunciones sexuales fueron desarrolladas por 19 expertos en desordenes sexuales femeninos en 1999 en la reunión de el Concilio de Función de Salud Sexual de la Fundación Americana de Enfermedades Urológicas (Sexual Function Health Council of the American Foundation for Urologic Disease). Las compañías farmacéuticas, incluyendo a Pfizer Inc., Proctor & Gamble Pharmaceuticals, y a Eli Lilly/ICOS Pharmaceuticals, apoyaron esta conferencia.

Una Nueva Perspectiva
La medicalizacion de la sexualidad considera el deseo como un impulso biológico. Diagnósticos médicos proveen tratamientos que se enfocan en “arreglar” al individuo por medio de terapia, medicamentos, y ejercicios de estimulación. La meta es cambiar al individuo, no la sociedad. Este punto de vista de esencialismo ignora los factores culturales y sociales, tales como los límites sociales de hombres y mujeres. Los hombres tienen poder sobre las mujeres y este poder es transferido al dormitorio. Si una mujer no esta satisfecha sexualmente, ¿Por qué los expertos inmediatamente asumen que ella tiene un problema. El problema puede ser interno, pero creado por factores externos. Sin examinar estos factores, el significado y propósitos involucrados en la actividad sexual permanecen sin ser descubiertos.

Afortunadamente, un nuevo paradigma ha resultado. En el 2000 un grupo de médicos y científicos de ciencias sociales comenzaron a desarrollar una perspectiva alternativa acerca de los problemas sexuales de las mujeres. Los participantes tomaron una perspectiva feminista y crearon un nuevo estándar para la satisfacción sexual femenina la cual Leonore Tiefer describe como “descontento con cualquier aspecto emocional, físico o relacional con respecto a la experiencia sexual.” Al combinar influencias biológicas y sociales, este punto de vista enfatiza causas socio-políticas y relacionales de problemas sexuales de las mujeres incluyendo desigualdad política, falta de educación sexual, y el predomino de la depresión en las mujeres. Esta alternativa feminista motiva a las mujeres a identificar sus propios problemas sexuales y no provee un patrón “normal” de comportamientos como comparación. La nueva perspectiva de problemas sexuales de la mujer señala: (a) problemas sexuales que resultan debido a factores socio-culturales, políticos, o económicos; (b) problemas relacionados con la paraje; (c) problemas creados por la psicología del individuo; y (d) problemas causados por factores médicos o físicos.

Además, el nuevo sistema de clasificación que evita las etiquetas y el estigma asociados con el DSM. El nuevo sistema elimina la culpa que colocado en el individuo. Según Tiefer, este nuevo paradigma se enfoca en la prevención de los problemas sexuales femeninos por medio de incrementar la educación, acceso al cuidado de la salud, y igualdad política. La nueva perspectiva también incrementa las demandas públicas y atención de investigaciones acerca de la complejidad de los problemas sexuales femeninos.

La historia principal describía la frustración de una mujer heterosexual que deseaba tener orgasmos. Según el DSM-IV-TR, el cual asume que un modelo heterosexual de comportamientos sexuales, tener un orgasmo es la meta de todos. Pero, en verdad ¿es el orgasmo un requerimiento para sentirse satisfecho? La mayoría de las mujeres dirían que no. Al enfocarse en alcanzar una cantidad “normal” de deseo y experimentar un orgasmo durante el acto sexual, el modelo medico puede reforzar estereotipos que adoptan expectativas imposibles para la experiencia sexual de la mujer. Este estereotipo implica que la penetración sexual es requerida para “realmente” tener sexo y que el orgasmo es necesario para tener “buen” sexo. Los hombres se han preocupado por complacer a sus parejas que las mujeres se sienten obligadas a alcanzar el clímax. ¡Pero las mujeres (y sus parejas masculinas) no pueden en realidad esperar que las mujeres alcancen los clímax cada vez!

Si los doctores aplicaran el nuevo paradigma, habría menos normalización y estigmatización de la sexualidad femenina. Las mujeres tendrían la oportunidad de explorar al máximo el potencial de su placer sexual y atacar las barreras, ya sean culturales, políticas, económicas, medicas, físicas, relacionadas con sus relaciones de pareja, o basadas en su individualidad. Para esta mujer casada heterosexual, esto es una gran ventaja.

Rachel Pearson

Ahora imaginense a cualquier hombre, siempre esta preparado, siempre esta dispuesto, nunca tiene dolor de cabeza, aunque acabe de ser despedido, o vaya a ir un juzgado, la frustración es una palabra que para el no existe, mas que cuando recibe un no por respuesta, pero por muy guapo o muy feo, por muy gordo o flaco, por muy alto o bajo, por muy torpe o lista que sea no se vera afectado en un 98% de los casos por nada que le impida tener sexo.

Toni Lozano


24 comentarios:

Anónimo dijo...

¡¡Qué tocho!!

Catman dijo...

pues si, que se le va a hacer, la vida es dura..

ENCANTADORA DE DEMONIOS dijo...

EL SEXO ESTA EN EL CEREBRO, ESO ESTA MAS QUE PROBADO, Y SI EL DESVAN NO LO TIENES BIEN COLOCADO, AHI VIENEN LOS PROBLEMAS.
PARA TENER UN SEXO SATISFACTORIO Y COMPLETO, ENTRAN A FORMAR PARTE MUCHOS FACTORES, SIEMPRE HE PENSADO QUE ES MEJOR DECIR UN "NO CARIÑO, AHORA NO" QUE HACERLO DE MALA MANERA. LA COMUNICACION ENTRE LA PAREJA ES ESENCIAL. GRACIAS CAT, SIEMPRE ES MUY INTERESANTE LO QUE ESCRIBES. UN BESITO

Catman dijo...

Gracias a ti ENCANTADORA, siempre es un gusto leerte a ti tambien
un besito

Luces y Sombras dijo...

Pues sí, estoy de acuerdo. Los hombres suelen estar siempre más dispuestos y preparados para tener sexo. Y no hace falta tener treinta y tantos años y estar casada con la misma persona para que, de repente, el sexo no te guste o te resulte un lastre. Sexo: ese gran misterio...

Un saludo

Catman dijo...

Claro que no hace falta lo que dices, totalmente de acueerdo, era solo un supuesto de la autora, uno de muchos posibles, pero ilustrativo imagino para lo que quiso transmitir
un saludo y gracias por la visita

Arkantis dijo...

Eso es como todo..hay hombres siempre dispuestos...son los que me gustan..y mujeres a los que le vuelven locas el sexo...de todo hay en la viña del señor :-)

Un besazo

Amie dijo...

estoy completamente de acuerdo con Arkantis.
El sexo es placer, no busques el placer , debes sentirlo en cada uno de tus poros. La diferencia es en decir quiero tener relaciones ( o sexo ) . Y otra bien diferente es morirte por tener esa relacion , con determinada o determinadas personas que son las que te estimulan.
La diferencia - el deseo, o mas bien las feromonas ;). Somos quimica pura.
besitos quimicos con sabor a pecado.

Zorra Cachorra dijo...

Hola a todos.
Catman, este artículo es muy bueno.
Me parece que, lo que diferentes situaciones de la vida pueden llegar a afectar el sexo, deberían ser tratadas como tales, situaciones que cambiando, la satisfacción sexual cambia. Yo lo tengo muy claro.
Por otro lado, me alegra ser de esas mujeres que tienen un alto nivel de deseo sexual, y que obtienen orgasmos con facilidad.
un abrazo

lisebe dijo...

Super interesante este artículo, es realmente un problema que existe más esparcido de lo que nos pensamos, y que por cierto muy poco se trata..

Genial como siempre !!

Besitos Catman

Ana dijo...

Muy interesante el artículo, aunque un poco largo jeje.
Me gusta mucho hablar de sexo (es un tema que me atrae, y no sólo me refiero a tener relaciones) y la verdad es que estoy aprendiendo mucho con este blog. Pero tengo una duda, quizá un poco tonta, pero en fin... Los hombres, cuando eyaculan, ¿tienen orgasmo? ¿O pueden eyacular y no sentir nada? Si alguien pudiese contestarme, gracias :D
Un besito.

Catman dijo...

pues Ana, yo solo puedo hablar por mi, siempre que he eyaculado he sentido un orgasmo, y en alguna ocasion he sentido orgasmo sin eyacular, pero lo que no me ha pasado nunca ha sido eyacular sin orgasmo, si eso te ayuda..

Catman dijo...

pues si Arkantis, asi es, hay de todo en la viña del señor, jejeje
besitos

viva la quimica Amie, jeje, besitos pecaminosos

Gracias por la visita Zorra Cachorra, un beso

Gracias lisebe
petonets

Anónimo dijo...

Pues yo tengo otra pregunta: ¿puede llegar a ser feliz y tener una vida normal una mujer que NUNCA ha tenido un orgasmo y que no sabe si alguna vez lo tendrá?

Mencía dijo...

La ciencia ayuda.
La mente determina.
El placer mataaaaaa (petit pero mata).
Nena no frustrada.
Nena contenta por ser afortunada :D

Besos besos.

Catman dijo...

No soy ni sexologo, ni mujer, asi que mi opinión, querido anonimo, es puramente la de un hombre y utilizando la logica, la felicidad, no es algo que vaya ligada solo a los orgasmos, sino a muchas otras cosas, por lo que creo que una mujer puede ser feliz aunque no haya tenido un orgasmo nunca, ni sepa cuando lo tendrá.
Para contestar mejor, deberia saber más. Y no pretendo metrerme en tu intimidad, hay mas maneras de tener orgasmos que con tu pareja, investigate, experimenta y tal vez, lo consigas, y si asi tampoco lo consigues, entonces creo que seria buena idea no obsesionarse y luego acudir a un experto en el tema.


Nene contento de ver que nena Mancia contenta, nofrustrada y afortunada
:)
besitos besitos

Gittana dijo...

SUPER INTERESANTE TU ARTICULO, MUY INFORMATIVO...

gRACIAS A LOS DIOSES!!!! ME ENCANTA EL SEXO!!!

MAXI dijo...

ES VERDAD... LO CIERTO ES QUE EXISTE ESA DISFUNCION, AUNQUE SEA MAS PROLIFERA EN LA MUIJER QUE EN EL HOMBRE... PERO... ALGUNAS VECES NO DEBEMOS APRENDER A MANEJAR ESA DISFUNCION, SI NO, A TENER LA MENTE EN LO QUE ESTAMOS HACIENDO EN CADA MOMENTO...
BUEN ARTICULO CATMAN

Borrasca dijo...

Muy interesante el artículo, por suerte no he padecido esa disfunción.

Besos borrascosos

Anónimo dijo...

Practico sexo desde los 19 años y puedo decir que nunca he tenido orgasmos. No sé si soy una desgraciada por eso (creo que sí) y lo cierto es que no me considero una persona feliz. Lo soy a ratos, lo sé disimular muy bien, pero en el fondo soy una persona gris (muy gris). No sé en qué medida todo eso tendrá que ver con mi disfunción sexual o, lo que es peor, el trauma que llevo a rastras que sé, perfectamente, que es el culpable de dicha disfunción. Envidio mucho a las mujeres que sí pueden correrse, así de claro lo digo.
En fin, claro está que debo experimentar, investigar y, a la larga, ir a un especialista. Pero ver cómo pasa el tiempo, los años, y que tu vida sexual sigue siendo una mierda, es muy triste.
Gracias por escucharme. Un saludo :)

Catman dijo...

Muchas gracias Gittana
:)

Muchas gracias MAXI
:)

Me alegro por ti Borrasca
besos

Siento leer que por tu situación te sientes traumatizada, me imagino que no tiene que ser agrdable para ti, ver que no lo consigues, yo tengo una persona muy cercana a mi con ese mismo problema, afortunadamente para ella, parece tenerlo asumido sin darle mayor importancia, y se que es muy fácil decir eso, y otra cosa es conseguirlo, pero yo en tu caso, buscaria ayuda profesional, porque igual hay una solución, y consigues no solamente tener orgasmos sino correrte muy a gusto, por lo demás, si hay algo en lo que pueda ayudarte, este es mi correo annaguil64@hotmail.com
Y no tienes nada que agradecer, ha sido un placer, ojala las cosas cambien para bien
un saludo :)

Anónimo dijo...

Muchas gracias Catman, te agregaré.

Alicia dijo...

Creo que la mayor parte de las disfunciones sexuales femeninas son causadas por el estréss y o la falta de confianza con la pareja.Aunque a veces puede ser de tipo orgánico, las menos.
Siempre enriquecedor leerte..
Saludos.

Catman dijo...

y yo siempre agradecido de tus visitas Alicia
besos

Blog de contenido dudoso

Parece ser que la estrechez de miras de algunos, ha llevado a que a partir de ahora, al entrar aqui recibais el aviso de que el blog tiene un contenido dudoso, nunca dejará de sorprenderme que lo que unicamente pretende ser informar y dar a conocer aspectos de algo tan universal como el sexo, pueda ser censurado, perseguido y denunciado, pero aqui seguimos, lamento las molestias que os pueda causar

Seguidores

Proyecto Solidario Del Tejado del Gato


Visita mi página en El Tejado del Gato
Si te interesa, estas invitado, nadie va a ser obligado a colaborar.

El Tejado Recomienda...

Este mes de Enero, la revista digital FOTO DNG lleva en su interior una serie de Fotografías mías, motivo que me llena de cierto orgullo y que he querido compartir con todos vosotros.

Si alguno de los lectores del blog, esta interesado en ver la revista, puede descargarse la misma en formato pdf en el siguiente enlace.

Revista