lunes, noviembre 29, 2010

Diccionario de las parafilias sexuales

Una parafilia es un patrón de comportamiento sexual en el que la fuente de placer no se encuentra en la cópula, sino en alguna otra cosa o actividad que lo acompaña. Suelen, suceder principalmente porque la persona que las practica ya ha tenido una cantidad tan elevada de placer sexual, que llega un momento en que lo poco no la satisface y quiere más y más de aquella actividad para sentir el orgasmo o excitarse.

Las consideraciones acerca de lo que se considera una parafilia dependen de las convenciones sociales imperantes en un momento y lugar determinados. Ciertas prácticas sexuales, como el sexo oral o la masturbación, fueron consideradas parafilias hasta mediados del siglo XX. En general son fetiches poco comunes. Por eso resulta imposible elaborar un catálogo definitivo de las parafilias.

Podemos decir que una práctica sexual poco tradicional se convierte en parafilia cuando deja de ser algo esporádico en las relaciones y se convierte en algo necesario para sentir placer sexual, cuando la persona no consigue excitarse sin no es de esa forma o en esas circunstancias o con esos objetos. Cuando dejas de controlar la situación, se hace poco saludable, destructiva o es ilegal. Por ejemplo, no es lo mismo que te guste esposar a tu pareja a la cama de vez en cuando para tener relaciones sexuales que el que seas incapaz de tenerlas si no es en esas condiciones.

Como curiosidad os dejamos un diccionario de parafilias sexuales.

Abasiofilia: La excitación sexual sólo se produce cuando la pareja es coja.

Acomoclitismo: Excitación por los genitales depilados.

Acrofilia: Personas que se excitan sólo cuando sus parejas son muy altas.

Acrotomofilia: Fetichismo por los miembros amputados.

Actirastia: Excitación sexual proveniente de la exposición a los rayos del sol.

Acucullofília: Excitación sexual por los penes circuncidados.

Agonophilia: Excitación proveniente de una lucha con la pareja.

Agorafilia: Atracción por la actividad sexual o el exhibicionismo en lugares públicos.

Agrexofilia: Excitación producida por el hecho de que la actividad sexual sea oída por otras personas.

Albutofilia: Excitación pensando en baños y duchas calientes.

Algofilia: Excitación producida por el dolor (Se diferencia del masoquismo por la ausencia del componente erótico).

Alopelia: Experimentar un orgasmo sólo viendo a otros teniendo una relación sexual.

Alorgasmia: Excitación proveniente de fantasear durante el acto sexual con otra persona que no sea la pareja.

Alveofilia: Atracción por tener relaciones sexuales en una bañera.

Alvinolagnia: Atracción sexual sólo por los estómagos.

Amaurofilia: Pasión por las parejas ciegas o con los ojos vendados.

Amelotasis: Atracción sexual hacia personas con ausencia de algún miembro.

Amiquesis: Excitación sexual al rascar a la pareja durante el acto sexual.

Amokoscisia: Excitación por el deseo de castigar a la pareja sexual.

Amomaxia: Excitación sólo al realizar una relación sexual dentro de un automóvil estacionado.

Anastimafilia: Personas a las que les excita el sobrepeso de los demás.

Androginofilia: Atracción sexual por personas andróginas.

Androidismo: Excitación con muñecos o robots con aspecto humano.

Andromimetofilia: Atracción sólo por las mujeres vestidas de hombres.

Anisonogamia: Atracción por una pareja sexual mucho más joven o mucho mayor.

Anofelorastia: Excitación al profanar objetos considerados sagrados.

Antolagnia: Excitación por oler flores.

Apotemnofilia: Excitación por la idea de ser amputado.

Aracnofilia: Juego sexual con arañas.

Asfixiofilia (estrangulación erótica): El estímulo es estrangular, asfixiar o ahogar a la pareja durante el acto sexual, con su consentimiento y sin llegar a matarla.

Astenolagnia: Atracción por la humildad, la humillación o la debilidad sexual ajena.

Audiolagnia: El estímulo principal proviene de la audición.

Autagonistofilia: Estímulo es ser visto por otras personas durante el acto sexual.

Autoabasiofilia: El estímulo es estar o volverse cojo.

Autoasasinofilia: Fantasía masoquista de ser asesinado.

Autoasfixiofilia: El estímulo es ser asfixiado durante el acto sexual.

Automisofilia: Atracción por ser ensuciado o corrompido.

Autonepiofilia: El estímulo es utilizar pañales y ser tratado como un bebé.

Autopederastia: Encontrar sólo placer introduciendo el pene en su propio ano.

Autoungulafilia: Conseguir placer rascándose sus propios genitales.

Avisodomía: Relación sexual con aves.

Axilismo: Masturbación dentro de la axila de la pareja.

Balloning: Placer sexual que se obtiene sólo al ver mujeres hinchando globos, explotándolos, montándolos, estirándolos y jugando con ellos.

Barosmia: Excitación por el olfato.

Basoexia: Excitación sólo producida por los besos.

Belonefilia: Excitación producida por el uso de agujas.

Biastofilia: Aquellos que sólo se excitan sexualmente cuando asaltan a alguien contra su voluntad.

Blastolagnia: Persona atraída por mujeres muy jóvenes.

Bukkake: Excitación sexual sólo cuando le eyaculan encima.

Candalagnia o candaulismo: Ver a la pareja copulando con otra persona.

Capnolagnia o capnogalia: Excitación sexual producida por ver la manera en que la otra persona fuma.

Catafílico: La excitación sexual se produce sólo cuando el hombre se somete a su pareja.

Cateterofilia: Excitación sexual con el uso de algún tipo de cateter.

Chezolagnia: Sólo logra excitarse al masturbarse durante la defecación.

Choreofilia: Excitación sexual al bailar.

Cinofilia: Excitación al tener relaciones sexuales con perros.

Ciprieunia: Excitación sólo con prostitutas.

Clastomanía: Obsesión por romperle a la pareja la ropa que lleve puesta.

Clismafilia: La excitación depende de recibir un enema.

Coitolalia: Excitación producida al hablar durante el acto sexual.

Consuerofilia: Coserse zonas de la piel con aguja e hilo para obtener placer sexual.

Coprofemia: Placer sexual proveniente de decir obscenidades en público.

Coprofilia (coprolagnia): El uso de excremento en la práctica sexual (ya sea observando cómo defeca otra persona o untándose excremento sobre el cuerpo).

Coprolalia: Estimulación sexual mediante el uso de malas palabras.

Corefalismo: Excitación sexual sólo practicando sexo anal con niñas.

Coreofilia: Excitación a través del baile erótico.

Cratolagnia: Excitación provocada por la fuerza de la pareja.

Crematistofilia: Excitación producida al pagar por sexo.

Criptoscopofilia: Excitación al contemplar la conducta (no necesariamente sexual) de otras personas en la privacidad de su hogar.

Cronofilia: Atracción de personas jóvenes por personas de más edad.

Crurofilia: Atracción sexual por las piernas.

Cyesolagnia: Excitación sexual sólo con embarazadas.

Dacryfilia o dacrilagnia: Excitación sexual por ver lágrimas en los ojos de la pareja.

Dendrofilia: Cuando la excitación sólo se produce al frotarse contra los árboles.

Dipoldismo: Excitarse propinando golpes en las nalgas a niños.

Doogging: Excitación sexual al ser observados practicando sexo en coches.

Dorafilia: Excitación sexual al tocar pieles animales, sintéticas o de cualquier otro tipo.

Dysmorfofilia: Atracción hacia personas deformadas (mastectomizadas, jorobadas, etc..).

Ecdemolagnia: Excitación proveniente de viajar o estar lejos del hogar.

Ecdiosis: La excitación sólo se produce al desnudarse ante desconocidos.

Efebofilia: La atracción sexual de una persona madura hacia un adolescente varón entre 13 a 18 años.

Electrofilia (electrocutofilia): La excitación sólo e produce al usar suaves choques eléctricos durante la práctica sexual.

Elefilia: Obsesión sexual por los tejidos.

Emetofilia: Excitación sexual proveniente del acto de vomitar.

Enditofilia (endytophilia o enditolagnia): La excitación sólo se produce al ver a la pareja vestida.

Erotofonofilia: Excitación al realizar llamadas telefónicas utilizando lenguaje erótico.

Erotolalia: Estimularse sexualmente solamente hablando acerca de sexo.

Escopofilia (escoptofilia, escoptolagnia o mixoscopía): La excitación dependerá de mirar abiertamente a otras personas en el acto sexual (no subrepticiamente como en el voyeurismo).

Espectrofilia: Excitación producida por la imagen en el espejo.

Estigmatofilia: Excitación ante tatuajes, agujereamientos (píercing), sacrificios o cicatrices.

Exofilia o neofilia: Excitación sexual ante lo inusual o bizarro.

Falofilia: Atracción por los penes grandes.

Flatofilia: Excitación proveniente del olor de los gases intestinales propios o de la pareja.

Formicofilia: Excitación sexual al reptar de insectos o animales pequeños (hormigas, caracoles, gusanos, etc.) Sobre los genitales.

Fratrilagnia: Atracción por las relaciones sexuales incestuosas. Excitación al imaginar el sexo con su hermano.

Frotismo (froteurismo): La persona obtiene placer sexual únicamente refregando sus genitales contra personas desconocidas.

Fúrtling: Excitarse metiendo un dedo a través de un agujero cortado en la zona genital de una foto o dibujo.

Gerontofilia: Atracción sexual de una persona joven por un hombre de edad mucho mayor. La atracción de jóvenes por mujeres maduras se llama graofilia y la atracción tanto por ancianas como por ancianos se llama cronofilia.

Gimnofilia o nudomanía: Excitación por la desnudez.

Ginemimetofilia: La excitación sólo se producirá si la pareja es un travesti.

Gomfipotismo: Excitación provocada por los dientes.

Grafolagnia, iconolagnia o pictofilia: El estímulo se produce sólo ante fotos o cuadros eróticos.

Gregomulcia: Excitación por ser manoseado por una persona desconocida en una multitud.

Harpaxofilia: Experimentar placer al ser robado.

Hebefilia: Atracción por niñas púberes.

Hemotigolagnia: Atracción sexual por los tampones usados.

Hibristofilia: Excitación sexual al fantasear con tener relaciones con un violador.

Hierofilia: Atracción sexual por las cruces.

Hifefilia: La excitación dependerá de la posesión de algún objeto ajeno, ropa, cabellos, piel, etc.

Higrofilia: Excitación producida por cualquier tipo de fluido corporal.

Hipnofilia: Excitación al contemplar personas dormidas.

Hirsutofilia: Atracción por el vello.

Homiliofilia: Excitación sexual producida por predicar una religión a una persona sencilla y fácil de convencer de cualquier cosa.

Ipsofilia: Excitación sólo por uno mismo. No es lo mismo que masturbación, donde el objeto sexual puede ser una persona presente, una fotografía o una fantasía.

Jactitafilia: Excitación producida por el relato de las propias hazañas sexuales.

Knismolagnia: Excitación sexual producida por las cosquillas.

Lactafilia: Excitación por los pechos en periodo de amamantamiento.

Latronudia: Excitación por desnudarse ante el médico, generalmente fingiendo una dolencia.

Lectolagnia: La única excitación proviene de la lectura de textos de contenido erótico.

Lluvia dorada, ducha dorada, urofilia, ondinismo: La única excitación proviene de orinar o ser orinado por la pareja. Macrofilia: El único estímulo son las personas grandes o rollizas.

Maieusiofilia: Atracción por mujeres embarazadas.

Masoquismo (duololagnia): Placer ligado a la propia humillación o sufrimiento físico (cachetadas, latigazos, pellizcos) o moral (humillación). Se diferencia de la algomanía por la presencia del componente erótico.

Matronolagnia: Excitación sexual provocada sólo por mujeres mucho más mayores.

Melolagnia: Excitación sexual provocada por la música (no necesariamente tiene que ser eróticas).

Menstruofilia o menofilia: Atracción sexual por una mujer menstruando.

Merintofilia: Excitación sexual provocada por estar atado.

Microfilia: Atracción sexual por las personas pequeñas o enanas.

Microgenitalismo: Excitación por los penes pequeños.

Misofilia: Atracción sexual por la ropa sucia.

Morfofilia: Fijación sexual en personas con ciertas características físicas (sólo rubios, sólo gordas, etc.)

Moriafilia: Excitación provocada por chistes sexuales.

Nafefilia: Excitación por tocar o ser tocado.

Narratofilia: Excitación sexual sólo al escuchar narraciones eróticas.

Necrofilia: Atracción sexual por los cadáveres.

Nepirastia: Excitación proveniente de tener alzado a un bebé.

Ninfofilia: Atracción sexual de un adulto por una adolescente.

Nosolagnia: Excitación proveniente de saber que la pareja tiene una enfermedad terminal.

Oclofilia (ochlofilia): Excitación ante una multitud de personas reunidas.

Odaxelagnia: Excitación al morder o ser mordido por la pareja.

Odofilia: Excitación producida por los viajes.

Ofidiofilia: Excitación provocada por serpientes.

Olfactofilia: Excitación debida al olor de la transpiración, especialmente de los genitales.

Omolagnia: Excitación provocada por la desnudez.

Ozolagnia: Excitación sexual por olores fuertes.

Partenofilia: Atracción sexual por las vírgenes.

Pediofilia: Atracción sexual por las muñecas.

Pedofilia: Atracción hacía los menores.

Picacismo: Excitación sexual al introducir alimentos en alguna de las cavidades del cuerpo con el fin de que la pareja los recupere con la boca.

Pigmalionismo, agalmatofilia, galateísmo o monumentofilia: Atracción sexual por estatuas o maniquíes desnudos.

Pigofilia: Excitación por el contacto con las nalgas.

Pigotripsis: Excitación por rozar o masajear las nalgas.

Polyiterofilia: Personas que necesitan tener una serie de parejas sexuales consecutivas antes de conseguir el orgasmo.

Psicrofilia: Excitación debida al frío o a ver a personas con frío.

Pubefilia o ginelofilia: Excitación producida al contemplar vello pubiano.

Pungofilia: Necesidad de ser pinchado con el fin de obtener placer sexual.

Quinunolagnia: Excitación sexual por ponerse en situaciones de peligro.

Rabdofilia: Excitación al ser flagelado.

Renifleurismo: Excitación debida al olor de la orina.

Retifismo: Fetiche por los zapatos.

Sadismo: Experimentar placer erótico al provocar dolor físico o humillación en la pareja. Se diferencia de la algolagnia por la presencia del componente erótico.

Salirofilia: Excitación al ingerir la saliva de la pareja.

Saliromanía: Ensuciar o dañar la ropa de la pareja.

Somnofilia: Acariciar y realizar sexo oral a una persona dormida hasta despertarla.

Sudorofilia: Atracción por el sudor de la pareja.

Tafefilia: Excitación proveniente de ser enterrado vivo.

Thlipsosis (zlipsosis): Excitación proveniente de los pellizcos.

Toucherismo: La atracción sólo se produce al tocar personas desconocidas.

Triolismo: La excitación depende de observar a la propia pareja teniendo relaciones con una tercera persona. Tripsofilia (tripsolagnia): Excitación por ser masajeado o por hacerse lavar el cabello.

Urofilia (urolagnia, ondinismo): Excitación exclusivamente con el uso de la orina durante en la práctica sexual.

Vampirismo: Excitación sexual proveniente de la extracción de sangre.

Vincilagnia: Excitación por hacerse atar.

Voyeurismo: Excitación al ver a otras personas dedicadas al acto sexual de manera subrepticia.

Xenofilia: La excitación sólo se produce ante parejas de distintos países.

Zoofilia (bestialismo): La excitación sexual se produce solamente con animales.

Fuente: wikipedia, albaiges.com
www.sexomail.com

jueves, noviembre 18, 2010

FEMDOM: La dominación femenina

Muchos son los que han practicado la dominación femenina (en diferentes grados) durante el sexo, sin tener mucha idea de su verdadero nombre y en que realmente consiste en este tipo de juego sexual.

Cuando la gente piensa en el Femdom, directamente se tiende a pensar en el sadomasoquismo con traje de cuero, cadenas y látigo, pero la dominación femenina es más que eso y no es necesario llegar a ese grado, para poder realizar esta práctica sexual.

¿Qué es una Femdom?

Dominatrix, dominadora, soberana, madame, femdom… en las prácticas sexuales del BDSM (bondage, dominación, sumisión y masoquismo), es la mujer que ejerce el rol dominante. Es la gran señora, el ama absoluta de aquellos que estén dispuestos a someterse a sus deseos y ser sus esclavos sexuales.

Profesionalmente una dominatriz es una poderosa dama que cobra por sus servicios y disfruta con el sexo dominante y duro. En estos casos no suelen tener contacto físico con sus sumisos, limitándose a ejercer su papel de dominación.

Pero también puede ejercer ese papel por vocación a la dominación de hombres y/o mujeres. En estos casos la ama puede permitir que su esclavo la toque, así como también que la observe mientras se masturba o tiene relaciones sexuales con terceros. Pero en ambos casos ella siempre tiene el poder de permitir o no que su sumiso tenga relaciones sexuales, se masturbe o realice cualquier otra cosa.

En el sentido puro una buena dominatriz necesita un aspecto imponente para ejercer su autoridad: apretados trajes de cuero o latex negro, botas altas y tacones de vértigo, lencería negra… Y siempre va acompañada de los más excitantes objetos que le van a ayudar a educar y humillar a su perro sumiso, como látigos, esposas, collares, paletas, mazos, etc.

En los juegos más suaves con la sola actitud de ama basta para disfrutar enormemente en un excitante juego de roles.

Componentes del Femdom

Según el dicho la femdom es la “mano dura en guante de seda”, y sus componentes van desde la sumisión, a la humillación, bondage, sometimiento, adoración… Lo mejor de esta técnica es sus posibilidades de cambio, ninguna “sesión” es igual a otra y lo más importante, ninguna pareja de sumiso y “ama” realiza los mismos tipos de sesión.

El juego de femdom no se tiene que ver como algo enfermizo y nocivo, donde predomina el dolor físico o la violencia. Esta actividad va más allá y lo que se produce entre una pareja es confianza mutua, el confiar lo suficiente como para volverte totalmente vulnerable. Por ello y para evitar problemas, ten claro siempre las premisas de “sano, seguro y consensuado”.

El rol de ama lo ejerce la Femdom en las prácticas sexuales y durante las mismas aplica a su sirviente las prácticas del BDSM, pero si la relación entre ambos va más allá de los encuentros sexuales y ambos, ama y esclavo, comparten otros ámbitos de la vida, este trato se puede generalizar a todos los aspectos de la relación.

La dominadora nunca permitirá que su sumiso la llame por su nombre. Ellos deben dirigirse a ella como “ama”, “señora”, “madame”, etc. Y sólo hablarán cuando ella se lo indique o les haga alguna pregunta.

La dominatriz tiene el control absoluto del cuerpo y de la voluntad de su esclavo, que se someterá a todos sus deseos y no moverá ni un dedo sin que ella se lo haya ordenado. Para algunos este trato puede resultar desagradable, muy humillante y nada erótico, pero los que toman voluntariamente este rol de ama y esclavo es una práctica realmente gratificante que los hace disfrutar y ser felices.

Este tipo de juego se ira descubriendo poco a poco por ambos, lo mejor es que al principio el sumiso le vaya dando algo de instrucciones de lo que queréis cada uno, manteniendo el respeto y los deseos de cada uno.

Algunas de las prácticas de Femdom

Los límites siempre los pondrás tú según tus preferencias y se aceptan improvisaciones, pero las más básicas son:

- Castigo corporal: Se inflige por un mal comportamiento del sumiso ya sea real o imaginario.

- Control del orgasmo: Uno de los principales fuertes de la ama es decidir cuando puede llegar al orgasmo o no.

- Privación sensorial: Se trata de privar al sumiso de alguno de sus sentidos con el fin de conseguir que se concentre en sus otros sentidos, el más usado en este tipo de juego es el de la vista, vendándole los ojos para que no vea lo que está pasando.

- Tramping: El elemento de los pies es muy importante en este tipo de juego. La adoración de pies, la lamida de la suela del zapato, o con los pisoteos por parte de la ama a su esclavo, puede hacerse tanto con tacones de aguja o con los pies.

Para terminar, decir que la moda dominatriz ha ganado popularidad en los últimos años. Ahora no sólo las mujeres amantes del sadomasoquismo visten con este estilo. Artistas como Lady Gaga, Madonna y Katy Perry los usan para mostrar su lado perverso en los escenarios

Fuente: educacionsexual.es, sexywebcam.com

Blog de contenido dudoso

Parece ser que la estrechez de miras de algunos, ha llevado a que a partir de ahora, al entrar aqui recibais el aviso de que el blog tiene un contenido dudoso, nunca dejará de sorprenderme que lo que unicamente pretende ser informar y dar a conocer aspectos de algo tan universal como el sexo, pueda ser censurado, perseguido y denunciado, pero aqui seguimos, lamento las molestias que os pueda causar

Seguidores

Proyecto Solidario Del Tejado del Gato


Visita mi página en El Tejado del Gato
Si te interesa, estas invitado, nadie va a ser obligado a colaborar.

El Tejado Recomienda...

Este mes de Enero, la revista digital FOTO DNG lleva en su interior una serie de Fotografías mías, motivo que me llena de cierto orgullo y que he querido compartir con todos vosotros.

Si alguno de los lectores del blog, esta interesado en ver la revista, puede descargarse la misma en formato pdf en el siguiente enlace.

Revista