jueves, noviembre 18, 2010

FEMDOM: La dominación femenina

Muchos son los que han practicado la dominación femenina (en diferentes grados) durante el sexo, sin tener mucha idea de su verdadero nombre y en que realmente consiste en este tipo de juego sexual.

Cuando la gente piensa en el Femdom, directamente se tiende a pensar en el sadomasoquismo con traje de cuero, cadenas y látigo, pero la dominación femenina es más que eso y no es necesario llegar a ese grado, para poder realizar esta práctica sexual.

¿Qué es una Femdom?

Dominatrix, dominadora, soberana, madame, femdom… en las prácticas sexuales del BDSM (bondage, dominación, sumisión y masoquismo), es la mujer que ejerce el rol dominante. Es la gran señora, el ama absoluta de aquellos que estén dispuestos a someterse a sus deseos y ser sus esclavos sexuales.

Profesionalmente una dominatriz es una poderosa dama que cobra por sus servicios y disfruta con el sexo dominante y duro. En estos casos no suelen tener contacto físico con sus sumisos, limitándose a ejercer su papel de dominación.

Pero también puede ejercer ese papel por vocación a la dominación de hombres y/o mujeres. En estos casos la ama puede permitir que su esclavo la toque, así como también que la observe mientras se masturba o tiene relaciones sexuales con terceros. Pero en ambos casos ella siempre tiene el poder de permitir o no que su sumiso tenga relaciones sexuales, se masturbe o realice cualquier otra cosa.

En el sentido puro una buena dominatriz necesita un aspecto imponente para ejercer su autoridad: apretados trajes de cuero o latex negro, botas altas y tacones de vértigo, lencería negra… Y siempre va acompañada de los más excitantes objetos que le van a ayudar a educar y humillar a su perro sumiso, como látigos, esposas, collares, paletas, mazos, etc.

En los juegos más suaves con la sola actitud de ama basta para disfrutar enormemente en un excitante juego de roles.

Componentes del Femdom

Según el dicho la femdom es la “mano dura en guante de seda”, y sus componentes van desde la sumisión, a la humillación, bondage, sometimiento, adoración… Lo mejor de esta técnica es sus posibilidades de cambio, ninguna “sesión” es igual a otra y lo más importante, ninguna pareja de sumiso y “ama” realiza los mismos tipos de sesión.

El juego de femdom no se tiene que ver como algo enfermizo y nocivo, donde predomina el dolor físico o la violencia. Esta actividad va más allá y lo que se produce entre una pareja es confianza mutua, el confiar lo suficiente como para volverte totalmente vulnerable. Por ello y para evitar problemas, ten claro siempre las premisas de “sano, seguro y consensuado”.

El rol de ama lo ejerce la Femdom en las prácticas sexuales y durante las mismas aplica a su sirviente las prácticas del BDSM, pero si la relación entre ambos va más allá de los encuentros sexuales y ambos, ama y esclavo, comparten otros ámbitos de la vida, este trato se puede generalizar a todos los aspectos de la relación.

La dominadora nunca permitirá que su sumiso la llame por su nombre. Ellos deben dirigirse a ella como “ama”, “señora”, “madame”, etc. Y sólo hablarán cuando ella se lo indique o les haga alguna pregunta.

La dominatriz tiene el control absoluto del cuerpo y de la voluntad de su esclavo, que se someterá a todos sus deseos y no moverá ni un dedo sin que ella se lo haya ordenado. Para algunos este trato puede resultar desagradable, muy humillante y nada erótico, pero los que toman voluntariamente este rol de ama y esclavo es una práctica realmente gratificante que los hace disfrutar y ser felices.

Este tipo de juego se ira descubriendo poco a poco por ambos, lo mejor es que al principio el sumiso le vaya dando algo de instrucciones de lo que queréis cada uno, manteniendo el respeto y los deseos de cada uno.

Algunas de las prácticas de Femdom

Los límites siempre los pondrás tú según tus preferencias y se aceptan improvisaciones, pero las más básicas son:

- Castigo corporal: Se inflige por un mal comportamiento del sumiso ya sea real o imaginario.

- Control del orgasmo: Uno de los principales fuertes de la ama es decidir cuando puede llegar al orgasmo o no.

- Privación sensorial: Se trata de privar al sumiso de alguno de sus sentidos con el fin de conseguir que se concentre en sus otros sentidos, el más usado en este tipo de juego es el de la vista, vendándole los ojos para que no vea lo que está pasando.

- Tramping: El elemento de los pies es muy importante en este tipo de juego. La adoración de pies, la lamida de la suela del zapato, o con los pisoteos por parte de la ama a su esclavo, puede hacerse tanto con tacones de aguja o con los pies.

Para terminar, decir que la moda dominatriz ha ganado popularidad en los últimos años. Ahora no sólo las mujeres amantes del sadomasoquismo visten con este estilo. Artistas como Lady Gaga, Madonna y Katy Perry los usan para mostrar su lado perverso en los escenarios

Fuente: educacionsexual.es, sexywebcam.com

No hay comentarios:

Blog de contenido dudoso

Parece ser que la estrechez de miras de algunos, ha llevado a que a partir de ahora, al entrar aqui recibais el aviso de que el blog tiene un contenido dudoso, nunca dejará de sorprenderme que lo que unicamente pretende ser informar y dar a conocer aspectos de algo tan universal como el sexo, pueda ser censurado, perseguido y denunciado, pero aqui seguimos, lamento las molestias que os pueda causar

Seguidores

Proyecto Solidario Del Tejado del Gato


Visita mi página en El Tejado del Gato
Si te interesa, estas invitado, nadie va a ser obligado a colaborar.

El Tejado Recomienda...

Este mes de Enero, la revista digital FOTO DNG lleva en su interior una serie de Fotografías mías, motivo que me llena de cierto orgullo y que he querido compartir con todos vosotros.

Si alguno de los lectores del blog, esta interesado en ver la revista, puede descargarse la misma en formato pdf en el siguiente enlace.

Revista