viernes, abril 10, 2009

Los lugares insolitos dan morbo?

Los escenarios insólitos forman parte de las fantasías sexuales de la mayor parte de los mortales. La adrenalina de ser descubiertos hace que ciertas veces muchos prefieran un lugar distinto a la cama para un encuentro carnal.

El ascensor, la escalera, el lavabo de una biblioteca pública, los probadores de un centro comercial, un parque... cualquier sitio es bueno para cambiar la rutina y escapar de las cuatro paredes del dormitorio.
Justificar a ambos lados
Sin dudas, es el peligro de la situación lo que lo hace más excitante. El miedo a que alguien nos vea y una sensación cercana a transgredir las líneas de lo estipulado hace que, lugares totalmente inusuales se transformen en el escenario perfecto para un encuentro sexual rápido e intenso.

Y es que el morbo que despierta y su contexto, muchas veces poco tiene que ver con la comodidad y el confort de un dormitorio. Hombres y mujeres encuentran en la aventura un condimento extra para salir de la rutina de pareja.

Al fin y al cabo, ¿a quién no le gusta ir más allá de las reglas? El sabor que da lo prohibido y nadie lo quita.

Morbo sexual

Existen infinidad de sitios como pueden ser las escaleras de un hotel, por el que cualquier persona te podrá sorprender, en el mar, por supuesto, con algo de gente a tu alrededor, y por que no, en la parte trasera de un autobús en el que no van muchos pasajeros. Entre los sitios prohibidos, es fundamental destacar el famoso, excitante y solicitado ascensor, sin olvidarnos ni dejar atrás el morboso probador de una tienda de ropa.

Hay que tener en cuenta que la discreción es vital, no te vas a poner en un escaparate o pegado a la ventana de la sala, al menos que pongas a alguien a cobrar por el show. El tener sexo en un lugar público o poco usual, muchas veces no implica llegar hasta el final. Por otro lado, si tienes imaginación, puedes lograr resultados espectaculares utilizando los sitios más insólitos que se te puedan ocurrir.

El sexo en el coche y al aire libre nos recuerda la sexualidad de los primeros tiempos, donde todavía no había techo para compartir y la posibilidad de un encuentro sexual dependía más del azar.

La casa tiene muchos sitios con encanto para este tipo de exploradores sexuales; el armario, la cocina, el pasillo, en el suelo, la bicicleta estática, la mesa del comedor, la terraza... Pero esta filia por el sexo en sitios nuevos va más allá de las fronteras domiciliarias. No podemos olvidar que las películas nos han ayudado mucho a estimular nuestra imaginación sexual. Cuando vemos a parejas en lugares insólitos en pleno éxtasis sexual, el mensaje implícito queda claro: el sexo es mucho más “salvaje y excitante” cuando añadimos la sensación de alarma y riesgo. El morbo sexual se estimula cuando nos permitimos una pequeña trasgresión.

Por eso otros sienten la llamada de la selva en los lugares más insospechados y logran cumplir con sus fantasías menos inconfesables. Los lavabos públicos son los sitios más visitados para estos fines. De ellos, los más deseados son los de los aviones. Buen ejemplo de ello es el actor Ralph Fiennes, cuya lujuria a más de 2.000 pies le costó el puesto de trabajo a una azafata y virtual compañera de juegos. Hacer el amor en un baño o en el taxi, suponen un reto doble; por una parte, la falta de espacio que nos lleva a adoptar posturas creativas y, por otra, la sensación de riesgo… ¡no se puede pedir más excitación sexual!

Con la adrenalina a mil y el temor a ser descubiertos podrás probar a hacerlo en un estadio de fútbol, basket o en cualquier evento deportivo. Quizás sea el espíritu de liberación que genera el deporte o en el ambiente público que lo rodea, pero la verdad es que un estadio inspira una buena incursión en lo erótico, sobretodo en el momento del gol.

Otro sitio cargado de excitación podría ser una biblioteca universitaria, ideal para darle un toque interesante a una larga jornada de estudio. Por la noche, que mejor que la luna llena para acompañaros, el pasto puede convertirse en una hermosa pradera. No lo pienses más, las estrellas pueden inspirar a cualquiera.

Los cines, los parques, los cajeros, los ascensores, los probadores de un comercio, la playa sobre la arena o dentro del agua... cualquier sitio es bueno para sentir la adrenalina en unos encuentros incómodos y breves, que quedarán fijados en la memoria durante mucho tiempo.

El campo despierta el lado más salvaje de los amantes. Incluso hay quien dice que, estando de acampada con la parentela, ha tenido que encaramarse a un árbol para mantener un poquito de intimidad, más allá de hijos, padres, sobrinos y demás familia. Otros añoran el viejo pajar del bisabuelo.

Algunas opiniones

La playa, una piscina, la sala de un cine, el parque, un hospital, el asiento trasero de un taxi, el tren, una disco, un barco y la cima de una montaña, son los 10 lugares en los cuales se debe hacer el amor al menos una vez en la vida, según Lola Agustine Brown, redactora de la revista Playboy.

Otros consultados también nombraron entre sus espacios preferidos, el baño de la casa de un amigo, o algún armario o alacena si es durante una fiesta. Y para el invierno: un cajero automático, ascensores, baños públicos, estacionamientos, escaleras o probadores de un local de ropa, son otras opciones interesantes.

Como ven, los lugares posibles son tantos como la imaginación y la picardía de cada uno lo permita. Todo está allí afuera, ¿quién se anima? Tan solo se necesita un poco de deseo, de apertura mental, respaldo de nuestra imaginación, y ante todo, creatividad, para añadir un poco de riesgo, juego, aventura y mantener la pasión sexual encendida por siempre. Recuerda que la adrenalina, que soltarás, y la excitación que conseguirás mientras que realizas el acto con tu pareja en un “lugar prohibido” convertirán tus relaciones en momentos inolvidables. No podrás evitar una picaresca sonrisa cuando vuelvas a pasar por el mismo lugar.

Articulo extraido de http://www.sexomail.com

5 comentarios:

Arkantis dijo...

Dan mucho morbo te lo garantizo..lo no habitual...que una noche salgas..y te apetezca hacer el amor y donde pilles allí lo hagas....mmmmmmm me encantaaaaa y de lo prohibido..ufff mejor no digo na...

Un besito mi niño

Norah. dijo...

Corroboro que es cierto!! jajajaja
un besazo catman!

Mary dijo...

Yo también lo corroboro... y de hecho, ¿quién no?

(barbaridad de enlaces que nos proporcionas, gracias)

besos

Eterna aprendiz dijo...

El morbo del lugar más inoportuno es una buena apuesta, ja!!

Besos

Natur Line Sex dijo...

Muy bueno tu blog, muy interesante. precioso post.
Salu2

Blog de contenido dudoso

Parece ser que la estrechez de miras de algunos, ha llevado a que a partir de ahora, al entrar aqui recibais el aviso de que el blog tiene un contenido dudoso, nunca dejará de sorprenderme que lo que unicamente pretende ser informar y dar a conocer aspectos de algo tan universal como el sexo, pueda ser censurado, perseguido y denunciado, pero aqui seguimos, lamento las molestias que os pueda causar

Seguidores

Proyecto Solidario Del Tejado del Gato


Visita mi página en El Tejado del Gato
Si te interesa, estas invitado, nadie va a ser obligado a colaborar.

El Tejado Recomienda...

Este mes de Enero, la revista digital FOTO DNG lleva en su interior una serie de Fotografías mías, motivo que me llena de cierto orgullo y que he querido compartir con todos vosotros.

Si alguno de los lectores del blog, esta interesado en ver la revista, puede descargarse la misma en formato pdf en el siguiente enlace.

Revista